December 5, 2019

February 10, 2019

Please reload

Entradas recientes

Así fue Bodysex México 2017

October 22, 2017

1/4
Please reload

Entradas destacadas

Vulvas felices - Bodysex

December 5, 2019

 

Podría pensarse que una se acostumbra a masturbarse en grupo acompañada de otras mujeres después de 7 años siendo parte de Bodysex y casi 5 años de facilitarlo regularmente, pero no.

Cada vez se pone mejor, cuando pienso que he descubierto justo lo que necesitaba para desatar mi placer sexual, que he sanado justo lo que necesitaba sanar, una puerta mas se abre y un nuevo logro se desbloquea.

 

Este último Bodysex que facilité en Noviembre fue claramente la evidencia de que cada vez se pone mejor. Las mujeres que participaron eran exactamente las que tenían que estar. Parecía que nos conocíamos de mucho tiempo antes. Mi parte favorita siempre serán los primeros 5 minutos, cuando llegan con todas las dudas, miedos y voluntades en sus ojos y yo completamente desnuda abro la puerta y les doy un abrazo muy apretadito. Sin saberlo ellas, les estoy doy la bienvenida a una nueva etapa de su vida, porque sé, por experiencia propia, que después de Bodysex la vida ya no es la misma.

 

Cada grupo tiene una esencia única, y ellas…ellas estaban llenas de vida, llenas de ganas de explorar y descubrir. Lo veía en sus ojos, sabían en lo más profundo de sí mismas que hay mucho más en esta vida para ellas de lo que les dijeron, sabían en sus entrañas y sentían en su piel que su camino era el placer, aunque no tuvieran las palabras para expresarlo.

 

Iniciamos como todo Bodysex, hablando de nuestros cuerpos y nuestros orgasmos. ¿Cómo no conectar con alguien más cuando nos permitimos escuchar sus historias y contar la nuestra?  Entre risas, llanto, miedos, recuerdos y motivaciones nos fuimos convirtiendo en hermanas.

 

Hay unos cuantos momentos que son sutiles y poderosos que le dan sentido a esta experiencia par mí. Es difícil describirlos porque están en el cuerpo y la mirada de ellas, son momentos clave, puntos de inflexión donde sé que de pronto todo ha cambiado en la vida de estas mujeres. Son sus cuerpos que se transforman justo frente a mis ojos. Un segundo las veo y al que sigue son completamente otras casi no las reconozco. Su mirada resplandece de sabiduría; saberse completas, saberse correctas, entender que la historia que les fue contada sobre ellas mismas no era cierta porque solo ellas pueden escribir su historia.

 

Llegó el momento de observar nuestras vulvas y entonces todo se consolidó, nuestra conexión con una misma y con las demás se hizo tangible. Sentadas piel con piel, las fui acompañando a descubrirse a sí mismas y entender que la historia que guardaban en sus cuerpos podía ser de placer y no de miedo, vergüenza o culpa. Observar nuestras vulvas es sin duda el momento cúspide de Bodysex, aceptar la belleza de nuestros cuerpos desde esa primera parte que nos fue vedada para expropiarnos el placer, es la revolución.

 

Nos recordábamos una y otra vez: Lo normal es lo diferente. No hay dos hojas de un mismo árbol iguales, no hay dos flores iguales sobre la faz de la tierra. La naturaleza nos manda el mensaje una y otra vez, lo diverso es lo natural. La belleza se manifiesta en la pluralidad y la complejidad de nuestros cuerpos.  

 

Bodysex es el espacio que nos permite no solo entender esto, sino acuerparlo. ¿cuántas veces nos hemos repetido el discurso en nuestras cabezas de que somos hermosas, lo valemos todo, esta bien tener sexo pero sobretodo disfrutarlo, o que no solo podemos desear sino además merecemos sentir pla