December 5, 2019

February 10, 2019

Please reload

Entradas recientes

Así fue Bodysex México 2017

October 22, 2017

1/4
Please reload

Entradas destacadas

No uses de pretexto al erotismo

January 12, 2018

 

 

Al escuchar este revoltijo de debate me saca de onda cómo utilizan al erotismo como un pretexto para avalar comportamientos de violencia. Una vez más el erotismo, el placer y la visión positiva de la sexualidad de la mujer no están en el centro, están muy muy lejos, allá por donde casi no se les ve. De repente jalan la palabra erotismo para mostrarse un poco progres, pero de nada sirve. Se intenta defender lo indefendible. Hay algunas menciones que me alertaron un poco, por ejemplo:

 

“La seducción insistente, o torpe, no es delito” Lamentablemente. No que la solución a esas problemáticas estuviera en el criminalizar el acto, lo que me parece lamentable es que esta normalizada. La insistencia de una persona a expresar sus deseos eróticos hacia mi cuando de forma verbal o no verbal he rechazado o no he respondido a sus avances es una forma de anularme como persona y como mujer. Porque lo que yo quiero o no quiero no importa, tengo que entender que él lo quiere, tiene que quedar bien claro lo que él quiere, porque seguramente yo no se lo que quiero, es más porque las mujeres ni interesadas estamos en esas cosas hasta que los hombres nos las ponen enfrente . Si yo me quedo tiesa como tabla, eso no significa nada, ¿a quién le importa lo que yo piense? Si yo respondo negativamente, ¿a quien le importa si yo no quiero?, tengo que escuchar y entender lo que él quiere.

 

“La galantería no es machismo“. Sí, si lo es. Es que son “sus formas” entonces ahora vamos a abrir un debate infinito para categorizar cada acto, cada mirada, cada palabra, cada movimiento de cadera y cada rozón de penes en mi cuerpo cuando me subo al transporte público. Creemos una taxonomía de formas en que son permitidas abusar y atacar nuestros cuerpos, que los propietarios de mi cuerpo las revisen y evalúen cuales están dispuestos a aprobar como indeseadas e incomodas para mi. Una vez más, lo que yo quiero, deseo y disfruto no esta en cuestionamiento y ¿quién va a determinar las formas correctas? Una vez más, ¿los hombres?  ¿Las mujeres en posiciones de poder que salen en la tele? Una vez más ¿me van a venir a decir a mí qué cosas debo sentir bien y agradecer y qué cosas no? porque si no lo hago como ellos me dicen escucharé una vez mas, “bájale, no tanto”.

 

Como le digo a mis alumnas: si se siente mal, esta mal. Al final tenemos que dudar de nosotras mismas, por que ¿qué va a saber la mujer de estas cosas? Hay muchas justificaciones que podremos encontrar mientras razonamos el acoso que nos acaba de suceder: ¿por qué a mi?, ¿y si en realidad no sucedió así?, igual y lo malinterpreté … pero al final, el sistema esta acomodado para que la conclusión de esta reflexiones que la culpa es mía porque debí reaccionar diferente, debí decirle que no de inicio, debí darme cuenta lo que él en realidad buscaba; debí,  debí,  debí, porque el no debió darse cuenta que me molestaba, porque el no debió estar pensando en lo que yo quería o no quería escuchar, porque el deseo es algo impulsivo, porque el sexo es animal y ellos cómo van a controlarse.

 

No es posible que en un debate “feminista” haya escuchado estos argumentos. No el sexo y la sexualidad no son impulsivos, no son